Periodismo ambiental

La era de lo descartable

Estamos en la era de lo descartable. Todo está pensado para que cómodamente usemos y tiremos lo que consumimos. Es cómodo, pero a escala masiva ese modelo representa un problema ambiental enorme.

Llevar con vos una simple botella reutilizable te va a ahorrar un montón de residuos…y dinero.

Lo que parece una simple “botellita de agua” que comprás en el kiosko, multiplicado por miles y miles de personas todos los días se convierte en un asunto prácticamente inmanejable. Y no hace falta ver las imágenes del Continente de Plástico o más conocida como la “Isla de Basura” del Pacífico (que de hecho son impactantes). Alcanza con observar nuestras calles, ríos y playas. Sin ir muy lejos, ¿qué pasa cuando no funciona el servicio de recolección de residuos? Vemos la basura. Y nos da mucho asco.

La isla de basura está situada en el giro oceánico del Pacífico norte, uno de los cinco grandes giros oceánicos.

Lo que tiramos no tiene nombre y apellido, y esa botella que desechamos hoy, puede ser una de las tantas que se encuentran en cualquier limpieza comunitaria.

Recordemos las 5 erres: rechazar, reducir, reutilizar, reciclar y por último rot (del inglés, descomponer, pudrir. Es decir: compostar). En la era de lo descartable, nada mejor que volver a lo retornable y reutilizable.

Según el informe de Onu Medio Ambiente “Plásticos de un solo uso” (2018) “solo el 9% de los nueve mil millones de toneladas de plástico que se han producido hasta ahora en el mundo han sido recicladas. La mayoría termina en vertederos, basureros o en el medio ambiente. Si los patrones de consumo y prácticas de gestión de residuos actuales continúan, entonces para el año 2050 habrá aproximadamente unos 12 mil millones de toneladas de basura plástica en los vertederos y en el medio ambiente”.

La crisis ambiental por contaminación plástica está a la vista y, siguiendo el informe, el compromiso y acción ciudadana son tan importantes como las políticas de los gobiernos. ¿Es necesario que vengan a prohibirnos usar plásticos de un solo uso o nos cobren un impuesto extra?.

Considero que no puede haber compromiso si no tenemos motivos genuinos para cambiar hábitos. Personalmente, mi motivo principal es hackear la lógica del hiper consumo y replantearme de dónde vienen las cosas. Si tenemos un buen motivo, será más fácil adoptar hábitos más sostenibles, independientemente de cualquier prohibición o ley gubernamental.  

Cada vez que salgo de mi casa por un largo tiempo, llevo conmigo mi “kit antidesperdicios”: botella, tapers y bolsas de tela.

A continuación, te dejo una lista de cuatro hábitos que podés adoptar para disminuir tu generación de basura:
✅ Usá envases reutilizables que puedas llevar con vos a todos lados. En mi cartera siempre llevo una bolsa de tela, una botella o mug y un taper. No pesan demasiado y me evitan el uso de descartables (plástico o papel).

✅ Si no confiás en el agua de la canilla, conseguite un buen filtro y evitá comprar botellones en los supermercados.

✅ Si vas a comprar productos que vengan envasados, invertí en envases grandes que durarán más y serán más fáciles de reutilizar.

✅ Cada vez que busques adquirir algo, hacete una pregunta mental genuina: ¿realmente lo necesito? Si es así, fíjate si lo podés conseguir usado y alargar la vida útil de un objeto que ya existe.

Recordá: en un planeta que está en crisis climática y ambiental, cada acción cuenta. ¿Qué otros consejos tenés para evitar el uso de descartables?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *